9 maneras de ayudarte a ganar tu próxima carrera de karts

Todo el mundo envidia al piloto que sube a lo más alto del podio tras una larga y reñida carrera. Pero, ¿cómo han llegado hasta ahí?

¿Quizás tienen más experiencia que tú? Tal vez haya corrido en karts cuando era niño, ¿quién sabe?

Lo único que puedes saber con certeza es que si quieres cruzar la línea de meta por delante de tus compañeros la próxima vez que salgas a la pista, seguir los nueve consejos de KARTING ANGEL BURGUEÑO que se enumeran a continuación sin duda te dará una ventaja.

No te inclines

Cuando te acerques a cada curva, evita inclinar tu cuerpo hacia el vértice, ya que esto hará que tu peso recaiga sobre las ruedas interiores, justo lo contrario de lo que se necesita. En lugar de ello, siéntate cuadrado en el asiento y mantén el peso distribuido sobre el centro del kart.

Ponte cómodo

Una vez que te hayan enseñado el kart, ajusta tu asiento con la palanca que hay debajo de la parte delantera del mismo. La posición del asiento tiene que ser cómoda y, lo más importante, lo suficientemente cerca de los pedales para alcanzar el máximo de velocidad.

Mantener la línea

Seguir la línea de carrera es la forma más segura de recorrer la pista en el menor tiempo posible. Conduce como un profesional y aprende a tomar todas las curvas, incluidas las chicanes y las horquillas, leyendo nuestra guía sobre la línea de carrera aquí.

Mantente en movimiento

Algo que todos los pilotos de éxito saben hacer es mantener la velocidad durante toda la carrera. Para emular a pilotos como Hamilton y Vettel, mantén la mayor suavidad posible, utilizando tanto el subviraje como el sobreviraje a tu favor.

Un punto clave que debes recordar es asegurarte de que frenas en el lugar correcto. Si frenas demasiado tarde, o demasiado fuerte, comprometerás tu línea y velocidad en la curva. En la salida es donde quieres ir rápido. Recuerda: entrada lenta = salida rápida.

De uno en uno

Además de provocar trompos y ralentizar los tiempos por vuelta, pisar simultáneamente el freno y el acelerador puede hacer que algunos karts se corten por completo. Para mantener un ritmo competitivo, limítate a utilizar un solo pedal cada vez.

Sé suave con los pedales y siente el agarre. Más aceleración no equivale necesariamente a más velocidad, sobre todo a la salida de las curvas más lentas. No tengas miedo de acelerar si la parte trasera se sale a la salida de una curva. Mantén la parte trasera detrás de ti.

Roba la ventaja

No hay nada más molesto que un piloto lento que te bloquea el paso y te impide reclamar un puesto en el podio. Domina el arte de los adelantamientos y hazte con la primera posición de la parrilla leyendo nuestra guía de adelantamientos aquí.

También puedes estudiar al piloto de delante durante unas cuantas vueltas y evaluar sus puntos fuertes y débiles. Cuando creas que has encontrado una zona en la que son especialmente lentos, ¡aprovéchala!

Aligera

Teniendo en cuenta que la fuerza es igual a la masa x la aceleración (F=MA), puedes considerar la posibilidad de aligerar la carga de tu kart usando ropa ligera. Para ello, piensa en camisetas y zapatillas deportivas, en lugar de prendas de punto pesadas y zapatos de trabajo.

No te compliques

En el mundo de las carreras, la fortuna favorece a los valientes. – Pero eso no quiere decir que debas acelerar en cada curva como un loco. En lugar de dejar las frenadas para el último momento, intenta ser lo más suave posible en la pista: te sorprenderá la diferencia que supone.

Despacio y sin prisas

La ley de la física dicta que para tomar una curva con éxito, tendrás que aplicar algo de fuerza para mantener las ruedas apuntando en la dirección correcta. Con esto en mente, puedes pensar que agarrar el volante como si tu vida dependiera de ello es la manera de hacerlo, cuando en realidad es todo lo contrario. Lo último que quieres es que te duelan las muñecas a las dos vueltas de la carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.