6 consejos para cultivar suculentas para principiantes

Si vas a cultivar suculentas necesitas de estos seis consejos importantes de Suculentasvip que te traemos:

1. ELEGIR LAS SUCULENTAS ADECUADAS

Es habitual preocuparse de que, como novato en jardinería, acabes matando todas tus plantas. Incluso las plantas de bajo mantenimiento, como las suculentas, pueden resultar complicadas a veces, por lo que la elección de una planta para principiantes es muy importante.

La mayoría de las suculentas prefieren estar a pleno sol, en el exterior, para prosperar. Sin embargo, si te apetece una planta de interior, hay variedades de suculentas que pueden tolerar la sombra y crecer en interiores. Por ejemplo, las suculentas del género Haworthia suelen preferir la luz filtrada a la luz solar directa. Otras suculentas, como el Senecio String of Pearls o el Donkey Tail, también se comportan bien si reciben algo de sombra.

Recuerde que, aunque las cultive en interior, debe colocarlas en el alféizar de una ventana donde puedan recibir al menos 4-6 horas de luz solar.

Si planta para cultivar suculentas en el exterior y quiere plantas que sean lo suficientemente resistentes, los Sempervivum o los Cactus serían una gran elección.

2. RIEGO: CUÁNDO Y CÓMO

Regar bien es muy importante para las suculentas.

¿Por qué? Las suculentas son diferentes de las plantas normales. Su hábitat natural es principalmente el desierto, lo que significa que han desarrollado la capacidad de almacenar agua en las hojas y tienen una alta tolerancia al calor.

Por tanto, las suculentas no necesitan tanta agua como las plantas normales. Sin embargo, es importante saber CUÁNDO y CÓMO regarlas.

  • CUÁNDO: riegue su suculenta sólo cuando la tierra esté completamente seca. Para comprobarlo, puede utilizar un medidor de humedad o simplemente utilizar un palillo y meterlo en el agujero de drenaje. Si la tierra del palillo se siente húmeda, todavía no es el momento de volver a regar. Dependiendo del tiempo y la temperatura, puede ser una vez a la semana o una vez cada 10-14 días.
  • CÓMO: NO regar sobre las hojas de la suculenta, sólo regar sobre la tierra. Si vives en zonas secas y soleadas, podría estar bien. Sin embargo, en condiciones de humedad, provocaría la putrefacción de las hojas. Además, recuerda dar un buen remojón a tu suculenta cada vez que la riegues. Un consejo para saber si la cantidad de agua es la adecuada es ver si hay agua goteando por el orificio de drenaje.

3. ELIJA UNA MACETA TRANSPIRABLE CON ORIFICIO DE DRENAJE

Hay diferentes variedades de macetas que puedes utilizar para cultivar tu suculenta. Sin embargo, deben ser transpirables y tener un buen agujero de drenaje. A las suculentas no les gusta estar en una maceta húmeda durante mucho tiempo, ya que hace que sus raíces absorban demasiada agua y se pudran rápidamente.

Si es la primera vez que cultiva una suculenta, asegúrese de utilizar una maceta con orificio de drenaje. Un terrario o una maceta sin drenaje es un gran inconveniente. La maceta de terracota suele recomendarse a los principiantes. Hecha de arcilla porosa, la terracota mantiene los suelos frescos y se seca bastante rápido, especialmente en lugares soleados.

4. UTILIZAR MEZCLA DE TIERRA PARA SUCULENTAS Y CACTUS

No podemos enfatizar esto lo suficiente: NO use una mezcla de tierra normal para sus suculentas. La tierra normal es excelente para retener agua y minerales, pero las suculentas necesitan una tierra bien drenada. Si la tierra retiene demasiada agua, sus suculentas pueden sufrir fácilmente la putrefacción de las raíces.

5. LUZ Y TEMPERATURA

Las suculentas suelen necesitar al menos 4-6 horas de luz solar por la mañana. Algunas suculentas son muy tolerantes al calor, pero a muchas no les gusta el sol abrasador. Las quemaduras de sol o el pardeamiento son una señal común cuando sus suculentas reciben demasiada luz solar. Cuando les da demasiado sol, es mejor trasladarlas a un lugar como el alféizar de la ventana del sureste, donde reciben una cantidad saludable de luz solar filtrada.

Aunque las suculentas pueden tolerar la sombra, tampoco les gusta permanecer en un lugar falto de luz solar. Si ves que tu suculenta se estira o que el espacio entre las hojas se ensancha, es señal de que necesita más luz solar. Puedes considerar la posibilidad de utilizar una luz de crecimiento para proporcionar la suficiente luz solar para que tu suculenta se mantenga compacta.

La temperatura ideal para las suculentas es de 60 a 80 °F. Si vives en una zona más fría, recuerda llevar tu suculenta al interior cuando la temperatura caiga por debajo de los 40 F.

6. CUIDA TUS PLANTAS

A los insectos y a las plagas les gusta habitar el follaje muerto o en descomposición, por lo que mantener tus plantas limpias y ordenadas es una buena manera de mantenerlas sanas y felices. Deshazte a menudo de las hojas secas o podridas y revisa las raíces de tus plantas cuando haya señales de exceso de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.