Tips para ahorrar en calefacción

Muchas personas nos solemos llevar una sorpresa cada invierno con la factura de la calefacción, no cabe duda alguna que algunos métodos para calentar nuestros hogares son más eficaces que otros, pero claramente con unos sencillos como prácticos trucos podemos conseguir ahorrar más en calefacción y reducir e incluso nuestra huella de carbón, sin más que acotar comencemos de lleno con este interesante tema.

  1. Recuerda ante todo que la temperatura ideal para calentar una vivienda suele ser de 19° a 21°C. así que en este punto ten en cuenta que tan sólo un simple aumento de 1°C, eleva un 7% el gasto de energía, así que si quieres gastar menos en la calefacción nosotros te recomendamos que por la noche pongas la calefacción entre 15° a 17°C, con eso será suficiente.

Ten en cuenta que lo ideal también es que puedas mantener todo el tiempo la temperatura ideal en tu hogar, ya que las subidas fuertes de temperatura en la calefacción provocan realmente un gasto extra, con 21°C es suficiente, además con un termostato te resultará muy sencillo mantener una temperatura óptima durante todo el día, así que gracias a este podemos ahorrar en calefacción hasta un 8 o 13%, es decir, podrás ahorrarte en la factura de la calefacción entre 60 a 100 euros al año, cosa que es genial. Así que en estos casos recuerda que es mejor mantener una temperatura constante, pues como puedes darte cuenta los golpes de calor aumentan claramente el gasto considerable, que es lo que se quiere evitar.

  1. Otra manera de ahorrar en calefacción, es utilizando un termostato, así que puedes gastar menos en calefacción con termostatos para el baño, de esta forma evitaras estar añadiendo agua fría o caliente de manera continua hasta encontrar la temperatura ideal, por suerte hoy en día podemos encontrar diferentes tipos de termostatos en el mercado a precios bastante asequibles, los cuales nos permitirán directamente regular la temperatura del agua para que salga constante.
  2. Aprovecha las horas de luz, y baja las persianas cuando se haga de noche, o corre las cortinas, de esta forma evitarás que se pierda el calor acumulado en el día.
  3. De ser necesario puedes instalar un buen sistema de aislamiento en las ventanas, recuerda que por lo general el 30% de las necesidades de calefacción surgen por pérdidas calor que son originadas en las ventanas. Así que mejorar la calidad del vidrio como el tipo de carpintería de marco de la ventana y colocar doble cristal reduce hasta un 45 o 50% la perdida de calor.

O en su defecto puedes revisar si hay perdidas de calor en las rendijas de puertas o ventanas de sistemas de persianas sin aislar, de ser así y de haber una pérdida de calor las puedes cerrar muy bien con masilla o silicona, de esta forma pueden mantener

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *