Consejos para comprar un coche de segunda mano

Para elaborar una lista de sencillos consejos que te ayudarán a encontrar el vehículo de segunda mano adecuado. Desde la investigación hasta la evaluación del vehículo, sigue esta guía para sentirte seguro de que, a la hora de la verdad, estarás comprando el coche adecuado para ti.

Encontrar un coche de segunda mano

La investigación es un primer paso clave a la hora de buscar un coche de segunda mano; te permite ir al concesionario o al vendedor con conocimiento de causa para tomar una decisión informada sobre la calidad de la oferta.

Empieza por pensar en tus necesidades de coche para acotar algunos modelos adecuados (esta lista de los mejores coches para conductores mayores podría ser un buen punto de partida) y utiliza sitios web como piezasdesegundamano para comparar los precios medios de esos modelos. Esto te permitirá detectar si un concesionario está intentando cobrarte demasiado dinero.

Una vez que te hayas decidido por un modelo (y hayas leído algunas opiniones), puedes empezar a buscar uno en venta en tu zona. Auto Trader, Gumtree e incluso Facebook son buenos lugares para encontrar coches en venta. Cuando hayas encontrado un coche específico que te interese ver, comprueba su historial de ITV en línea y considera la posibilidad de comprar una comprobación del IPH. Esto te permitirá saber al instante si el vehículo ha sido robado, dado de baja o tiene alguna financiación pendiente.

Piensa en tu comodidad

Si quieres tener el mejor acceso, necesitarás un coche que ofrezca una combinación de puertas grandes y de amplia apertura, una posición alta del asiento y umbrales de puerta bajos. El tipo de coche que mejor se adapta a esta situación es el monovolumen. También tiene una conducción cómoda, es bueno para conducir y tiene un interior versátil con asientos de la segunda fila que son fáciles de deslizar hacia atrás y hacia adelante y se pliegan.

Revisa la documentación

La práctica de anular el kilometraje registrado en el salpicadero de un coche está en auge porque es fácil de hacer en los cuentakilómetros digitales y puede suponer una gran diferencia en el valor de un coche de segunda mano. Por eso, asegúrate de revisar bien la documentación de cualquier posible compra. Mira el libro de revisiones del coche y asegúrate de que no hay lagunas en el historial de revisiones y de que el kilometraje registrado en cada revisión aumenta en una cantidad similar cada año. Comprueba también el kilometraje anotado en los certificados de ITV anteriores.

Comprueba los neumáticos

Los neumáticos son un gran indicador de lo bien que se ha cuidado un coche. En primer lugar, lleve una moneda de 20 euros para comprobar la profundidad del dibujo: debe ser tan profunda como el borde de la moneda. A continuación, inspecciona los neumáticos delanteros por pares y los traseros por pares: deben ser de la misma marca y tener un desgaste similar, ya que es mejor sustituir los neumáticos delanteros y traseros por pares. Comprueba que los flancos no presenten signos de desgaste de la goma y, de paso, busca cortes o arañazos causados por los bordillos. Si el propietario ha escatimado en neumáticos, lo más probable es que el coche tenga también otros problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *