Cómo una auditoría de red puede mejorar sus resultados

A nadie le gustan las auditorias. Y a menudo, su mera mención es suficiente para que uno se encogiera.

Sin embargo, no todas las auditorías son iguales. Las auditorías tecnológicas, específicamente, pueden ser grandes oportunidades. Pueden poner de manifiesto los posibles puntos débiles que, una vez corregidos, pueden mejorar sus resultados.

Por ello, las auditorías de red son imprescindibles en cualquier organización. Las redes son dinámicas; crecen, cambian, se dividen y se reducen continuamente. Las organizaciones no pueden asumir que el proceso de auditoría de la red está totalmente bajo su control. El personal de la empresa añade cada día nuevos dispositivos junto con nuevo hardware a la infraestructura de la red.

En consecuencia, los usuarios de la red pueden instalar nuevo software o actualizar el existente sin informar a los administradores de la red. Estas acciones pueden tener un impacto negativo en la seguridad de la red. Para solucionar esto y prevenir su red de posibles amenazas, las organizaciones deben realizar auditorías de red periódicas y supervisar cualquier cambio en la línea de base preestablecida.

Una auditoría de red no tiene por qué ser un proceso largo e interminable. Puede ser rápida y sencilla, alertando de los posibles puntos débiles de su infraestructura de TI existente y ayudando a un avance significativo en el futuro.

Estas son algunas de las mejores razones para realizar una auditoría de red:

Riesgos de seguridad

Algunas empresas tienen máquinas sin un parche de seguridad actualizado. Esto ha facilitado el acceso de los hackers y ha causado estragos en su red. Esto puede costar a su empresa mucho dinero y tiempo. Una auditoría de red puede identificar los problemas de seguridad de su red que pueden resolverse fácilmente.

Actualización de la red

Identificar dónde puede mejorar su infraestructura de TI es uno de los beneficios significativos de llevar a cabo una auditoría de red. Es muy probable que haya varias mejoras notables que pueda aprovechar. Por ejemplo, su organización puede descubrir que la actualización de la memoria de almacenamiento dará lugar a un aumento significativo del rendimiento y, por tanto, a una mayor productividad.

En otros casos, se pueden realizar mejoras instantáneas en las configuraciones incorrectas del sistema o en los ajustes de seguridad deficientes. Estos problemas no sólo son baratos, sino que también son rápidos de resolver.

En consecuencia, si la red de una organización no está bien configurada, perjudicará la productividad de su personal. Una vez corregida, su productividad mejorará aumentando sus ingresos globales.

Pérdida de datos

La transferencia de datos y la seguridad son de suma importancia en cualquier organización. La incapacidad de realizar copias de seguridad de los datos para evitar su pérdida es una de las razones cruciales por las que necesita una auditoría de red. Unas simples actualizaciones de su sistema pueden ayudar a una organización a eliminar este problema para este fin también se harán auditoría de software.

Algunas empresas tienen planes de copia de seguridad de datos que no funcionan como creen. Una auditoría de red puede descubrir posibles problemas con la solución de copia de seguridad existente y evitar que su empresa pierda datos de misión crítica.

Una auditoría de red proporciona a las organizaciones una ventana al funcionamiento interno de sus redes y ordenadores que no se puede conseguir de otra manera. Contar con un consultor de redes cualificado que evalúe y audite periódicamente la integridad de su red puede beneficiarle económicamente y proporcionarle una mayor tranquilidad al saber que todo funciona en plena forma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.