6 formas de reformar tu cocina de forma práctica

La decisión de reformar la cocina no es fácil, sobre todo si incluye hacer trabajos de albañilería, electricidad y carpintería entre otros. Una buena planificación con un presupuesto lo más detallado posible de lo que se quiere hacer es el primer paso para poder tener unas semanas agitadas sin estrés. Sin embargo, a veces se cometen errores en la planificación y luego es demasiado tarde para remediarlo. En este artículo hablaremos de cómo reformar tu cocina.

A continuación te damos ideas de Modrego Barcelona para reformar tu cocina:

1. Tener una idea clara de lo que se va a hacer mediante un proyecto

Antes de comenzar cualquier reforma en la cocina, es necesario tener un plano con las medidas exactas de toda la estancia que se va a cambiar y una idea inicial de lo que se va a hacer y que poco a poco se pueda ir corrigiendo hasta conseguir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Esto debe hacerlo un profesional como un arquitecto, arquitecto técnico o interiorista.

Si se trata de tirar paredes, modificar instalaciones de agua y luz o mover puertas y ventanas, será imprescindible una mayor motivación para un buen resultado. Improvisar cada día por falta de ese diseño previo lleva a innumerables errores que se reflejarán al final en mayores gastos y en una obra inacabada.

Además, los materiales como los azulejos, la pintura, la iluminación, las puertas, entre otros y, por supuesto, los muebles de cocina, las encimeras, los electrodomésticos y un sinfín de pequeños detalles, debes elegirlos antes de empezar a tener todo planificado. Aunque puede ser estresante, te evitará muchos dolores de cabeza. Tener una idea clara de lo que se va a hacer mediante un proyecto

2. Ten en cuenta el triángulo de trabajo

El triángulo de trabajo es la clave de cualquier distribución de una cocina. Debe diseñarse de forma que sea fácil acceder a la placa de cocción, al frigorífico y al fregadero.

Si observamos que es necesario rodear una isla o superar muchos obstáculos para llegar a cada una de esas zonas, seguramente el diseño no es el más adecuado.Ten en cuenta el triángulo de trabajo

3. Deja suficientes superficies para trabajar

Los pequeños electrodomésticos colocados sobre la encimera, afean la cocina y reducen el espacio para trabajar, por lo que es recomendable buscar un lugar para guardarlos, como un armario de persiana de aluminio o una despensa.

Si está pensando en colocar una columna con el horno y el microondas junto a la bancada, tenga en cuenta que se perderán 60 cm. de espacio de trabajo, que pueden ser necesarios para otras tareas. A veces, un fregadero muy grande o un escurridor de grandes dimensiones pueden resultar cómodos, pero dejan poco espacio para la preparación de los alimentos.Deja superficies suficientes para trabajar

4: Prevea una buena organización de las áreas de actividad

La despensa, el almacenamiento, el lavado y la limpieza, la preparación y la zona de cocción son las áreas clave para una buena organización que nos ayude a ahorrar tiempo y esfuerzo. Lo ideal es que los componentes de cada sector estén cerca unos de otros para no hacer demasiados desplazamientos.

Por otro lado, también hay soluciones creativas que se pueden valorar, como colgar las ollas y sartenes en una pared o poner una barra bajo los muebles altos para colgar cuchillos, cazos y otros accesorios.

Hacer una buena limpieza de los objetos o electrodomésticos que nunca se utilizan, puede ser un espacio extra en la nueva cocina. Prever una buena organización de las zonas de actividad

5. Elige una buena iluminación

Una mala iluminación, además del ambiente lúgubre e incómodo que produce, nos impedirá ver con claridad si estamos preparando correctamente una receta y su aspecto.

No escatimes en las luces del techo. Además, las luces LED bajo los muebles altos son una buena forma de evitar las sombras que producimos en la superficie de trabajo.Elige una buena iluminación

6. Respeta los espacios mínimos

Ten en cuenta todas las zonas de circulación a la hora de planificar. De ello depende que sea eficiente en el día a día.

Si notas que no puedes moverte cómodamente desde el fregadero hasta la puerta de la cocina, tampoco habrá espacio suficiente para trabajar con seguridad en ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.